domingo, 31 de enero de 2010

Capítulo 1: Bienvenida a tu tortura Alex.

-piiiiiip- el despertador empezó a pitar.


-piiiiip-


-piiiiip-


Palpe la mesa de noche buscando el despertador para apagarlo y así poder seguir durmiendo, pero sin éxito. Volvió a pitar otra vez. Me estaba volviendo loca el maldito aparato de las narices, y noo, no se podía callar!! Seguía pitando.




-Ohhhh!! Por favor cállate- exclamé frustrada mientras cogía el despertador y lo tiraba al suelo. Por suerte se callo. Aunque ahora no valía la pena seguir durmiendo pues ya estaba totalmente despierta. Me levanté de la cama y cogí el despertador del suelo. Al parecer lo había acabado rompiendo, cosa que no me extrañaba con el montón de despertadores que había terminado por romper durante el año(típico de una holgazana como yo). De pronto me fije en las agujas del reloj que marcaban las seis de la mañana. Las seis de la mañana? Por qué tenía el despertador a las seis, si, normalmente durante las vacaciones, me levantaba mucho más tarde. Un momento. Vacaciones?.




-Mierda!!- Mascullé. Me sorprendí a mi misma de lo estúpida que era.




Hoy era mi primer día al instituto, y por supuesto, como siempre, me tenía que olvidar de las cosas más importantes. Sería la nueva, el gran centro de mira y de interés, alguien sobre quién todos hablarían, no solo por ser la nueva, sino por ser además rica.




Mi vida había sido normal hasta ahora, cuando después de 16 años de tener un tutor particular, mi madre decidió que fuera al instituto de la ciudad, según ella para que trabara amistades y no estuviera encerada todo el día en casa.


Y me daba rabia porque sabía que tenía razón. Yo quería tener amigos, siempre había soñado con ello, pero me daba miedo que descubrieran que era yo. Aunque según mi madre todo estaba arreglado. Y recordé la conversación que mantuvimos hace unos días.






-Mama?-


-Si cariño- me dijo mientras estaba ordenando unos cajones de su armario.


- Mmmm... Estaba pensando en cómo quieres que vaya al instituto si aún no puedo ni controlar mi propia naturaleza, lo que soy. No quiero que me descubran Mama.-dije.


- Tranquilízate, lo tengo todo controlado.- me tranquilizo.


- Pero.. Mama y si no puedo controlarme, y si ago daño a alguien por mi culpa. Y si....


- Para!!!- Me cortó- No vas a hacer daño a nadie mi niña, sabes que no lo permitiría. No dejaría que te descontrolarás, y sufrieras- me dijo con cariño.


- Pero...- intente decir pero me volvió a cortar.


- Shhh! Déjalo y ven aquí. Te enseñare como lo vamos a solucionar.-dijo mi madre.


Me senté a un lado de su cama y espere, mientras ella buscaba algo en un cajón de la cómoda. Al fin encontró lo que buscaba y me lo enseño.


- Pero que...- empecé a decir pero como siempre, me corto.


- Esto- dijo. Respondiendo a mi pregunta no formulada- es un amuleto que a pertenecido a nuestra familia durante generaciones, y tiene el poder de controlar la parte interior más inestable de una persona , en este caso el tuyo.- terminó, y con un gesto me invito a que cogiera el amuleto.


Lo cogí. En un primer momento estaba frío  pero tras unos segundos sentí una sensación cálida procedente del objeto, y en ese instante me di cuenta del poder que albergaba.


Mire a mi Madre, que durante todo este tiempo me había estado contemplando, y le pregunte:


- Tu también lo sientes cuando lo tocas. La calidez que te hace sentir. El poder que emana de él- dije en un susurro apenas perceptible. Aún así me escucho.


- No. Yo solo lo siento frío al tacto y nada más- dijo mirándome fijamente- Tu sientes esa calidez y ese poder porque proviene de ti, cariño.


- No entiendo.. Cómo que proviene de mí?- dije confundida.


- No escuchas cuando te hablo?- bufo- El amuleto guarda la esencia de la persona que la lleva, y así es como puedes controlarte.


- Y funciona?.- pregunte.


- Eso lo tendrás que descubrir por ti misma- me dijo enigmáticamente.


- Como? Que quieres decir?- la mire fijamente, entrecerrando los ojos- No lo has utilizado verdad, no sabes como va.


- Puede ...- Y Entonces fue cuando salió disparada de la habitación y se escabullo.








Ya habían pasado tres días desde ese momento, tendría que arriesgarme, y probar si funcionaba el dichoso amuleto. Y de verdad, es que en esa época no tenían sentido de la moda o que? Por qué no es que fuera muy bonito digamos.. Pero que se le va hacer tendría que conformarme.
Me había envuelto tanto en mis pensamientos que no me había dado cuenta que eran las seis pasadas. Fui corriendo a darme una ducha y a cambiarme. Me puse unos téjanos negros, una camiseta blanca y una chaqueta de cuero negro(lo admito me encanta el negro!). Cuando termine, abrí la puerta y baje las escaleras corriendo para ir a desayunar.


Entre en la cocina y allí encontré a Mama.




- Bueno... Como estas?- me pregunto Mama mientras se preparaba un café, y cogía el azúcar de un armario.


- Bien. Eso creo vaya..- dije.


- Estas nerviosa?- me pregunto mirándome.


- No se que decirte... Solo quiero que termine ya..


- Ya verás como te lo pasas bien- dijo sonriendo.


- Para ti es fácil decirlo, como no vas.- dije un poco molesta.


- Oye, ahora desayunas, te preparas y coges todo lo que necesites, y vas al instituto. Va.- dijo un poco enfadada.


- No hay más opción- no era una pregunta era una afirmación.


- No. Y ahora a desayunar.- dijo mientras cogía una taza y cereales y me los ponía delante de mí.


- UHF- bufe y me puse a comer.






Termine. Y cogí la mochila y todo lo que necesitaba, deprisa y corriendo pues se hacía tarde.


Me despedí de mama y fui a coger la moto que estaba en el garaje(normalmente la gente pide un coche cuando tiene carnet pero yo preferí la moto aunque un coche tampoco me desagradaba) y me fui pitando de allí.






Llegue al instituto. Era grande y bonito, con grandes ventanales por donde entraba la luz aunque con un estilo demasiado rustico.


Y todos los estudiantes se me habían quedado mirando cuando llegue.






Bienvenida a tu tortura, alex..-me dije a mi misma.


Donde me había metido...

2 comentarios:

  1. Wow, me has dejado con la duda, quiero seguir leyendo ! Espero publiques el segundo cap pronto, yo vere si esta noche puedo publicar el noveno capitulo. Besos <3

    ResponderEliminar
  2. holaaaa!!!

    bueno pues esta historia esta muy interesante ya tengo muchas preguntas que quiero resolver pero para eso mejor sigo leyendo jejejeje

    bueno continuo

    ResponderEliminar